Si quieres empezar el día con buen pie y mantener una dieta saludable desde primera hora de la mañana, posiblemente debas hacer algunos cambios en tu dieta. El café lo puedes mantener, ¡que nadie te lo quite! Pero deberás dejar marchar los croissants, las napolitanas y otros complementos de bollería que no solo no tienen apenas propiedades nutricionales, sino que además están repletos de grasas que no le harán nada bien a tu silueta.

Por eso hemos preparado para ti algunos de los mejores complementos saludables para tu café de la mañana, que puedes encontrar a grandes precios en las ofertas de LIDL. Cambiamos la grasa por la fibra, las proteínas, las vitaminas y los minerales. Tu cuerpo te lo agradecerá, ¡y además son realmente deliciosos!

1. Tostadas de ricota y rúcula

La rúcula es uno de los alimentos detox más populares y nutritivos del mediterráneo. Forma parte de la dieta de nuestra región desde hace siglos, y añade un punto de sabor ideal para cualquier comida. La puedes utilizar en todo tipo de sándwiches, tostadas, e incluso puedes mezclarla con la pasta para hacer una ensalada ligera.

Para el desayuno, una ensalada de pasta puede ser demasiado pesada. Pero unas tostadas de ricota con rúcula realmente te sentarán genial. Todo lo que necesitas es tostar un poco el pan a tu gusto, untarlo con deliciosa ricota para darte una buena dosis de calcio, y luego añadir la rúcula en la parte superior. Se quedará ligeramente adherida a la ricota, ¡y además puedes aumentar el cóctel de sabor si derramas un chorrito de aceite de oliva al conjunto!

2. Tostadas de salmón y margarina

Otra interesante alternativa para tus tostadas es el salmón, que es uno de los alimentos más nutritivos y estimulantes que puedes comer en tus mañanas. Aunque no es tan económico, puedes conseguirlo a buen precio en los folletos de Mercadona. El salmón es rico en proteínas, calcio, potasio, yodo, magnesio y sodio, y definitivamente tiene un sabor que te activará en tus mañanas para comenzar el día con buen pie. ¡Además, combina sorprendentemente bien con el café!

Pero una simple tostada con una tira de salmón puede resultar algo sosa. Puedes mejorar la combinación untando la tostada primero con un poco de margarina. Esto no solo te permite adherir mejor el salmón, sino que además te proporcionará una importante dosis de Omega 6, Omega 3 y Vitamina D, fundamentales para tu bienestar y para el cuidado de la piel.

3. Crumble de manzana con avena

En una dieta saludable no pueden faltar las manzanas, que van bien con todo, pueden combinarse de muchas maneras diferentes, y se encuentran a muy buen precio en las ofertas de fruta del supermercado Dia. ¡De hecho, puedes simplemente tomarte un café mientras comes una manzana! Se trata de una combinación excelente, muy sencilla, e ideal para quienes van siempre con prisas. Aunque, por supuesto, puedes potenciar todavía más el sabor de las manzanas si optas por recetas más elaboradas.

El crumble de manzana te permite combinar las propiedades de la manzana con otros alimentos que te aporten fibra y otros nutrientes esenciales. Puedes hacerlo con granola o con avena, y en ambos casos podrás disfrutar de una receta completamente deliciosa, saludable y ligera. ¡Ideal para despertarte con buen pie!

4. Batido de frutas del bosque

Si quieres levantarte de la cama y comenzar un día realmente activo a los pocos minutos, por ejemplo yendo a correr o dando unas brazadas tempranas en la piscina, un batido de frutas del bosque puede ser el complemento ideal para tu café. Te aportará una gran cantidad de vitaminas, sobre todo la vitamina E, la B12 y la vitamina C, con grandes propiedades antioxidantes y rejuvenecedoras.

¡Por supuesto, no debes verter el café en tu smoothie! Simplemente tómate uno primero y el otro después, en el orden que prefieras. La cafeína te aportará ese plus de rendimiento que necesitas para comenzar bien el nuevo día, y la ligereza del batido hará que no sientas el cuerpo pesado cuando te lances a correr. ¡Sencillamente perfecto!

5. Tortitas de avena con fresas y plátano

A veces queremos desayunar algo que sea ligero, pero al mismo tiempo delicioso. El paladar está para mimarlo, y por eso es importante elegir comidas que nos permitan hacerlo sin descuidar la línea. Si quieres disfrutar de un desayuno placentero para cuidarte y mimarte al mismo tiempo, entonces las tortitas de avena con fresas pueden ser una excelente solución para ti.

Al estar hechas con avena, las tortitas tienen un alto contenido en fibra y un contenido muy reducido en grasas, con lo que te darán la energía que necesitas sin hacerte engordar. Y definitivamente suponen una base excelente para todo lo que quieras ponerles. Por ejemplo, una apetitosa combinación de fresas y plátano cortados en rodaja, y tal vez endulzados con un poco de miel. ¡Una delicia!

6. Sándwich de verduras, tomate y aguacate

Los sándwiches que te comas por las mañanas deben ser ligeros para no dejarte con malestar o con sueño durante el resto del día, ya que tu cuerpo necesita algo de tiempo antes de procesar los primeros alimentos que tomas al despertarte. Por eso es recomendable que evites ciertos ingredientes en tus sándwiches como el pollo, pero las verduras definitivamente son bienvenidas en el menú.

Prepárate un suculento sándwich de pan integral, tomate en rodajas, lechuga, rúcula, y aguacate untado. Puedes aderezarlo con lo que quieras o reformular la combinación de ingredientes para que quede completamente a tu gusto. Completa el desayuno con tu café de siempre –que nunca falte–, y tendrás energía más que suficiente para la primera mitad del día. ¡Pocos desayunos son tan saludables!

6 alimentos saludables para tu café de la mañana

Leave a Reply

Your email address will not be published.


Post navigation